EP: Regalo – MonoAzul

Me ha costado bastante trabajo conseguir un contacto para dar con este artista chileno. Conseguí un correo en Bandcamp y al día de hoy no he recibido respuesta pero espero pronto tenerla. MonoAzul es un proyecto del sur de nuestro continente que sacó REGALO su primer EP, y hasta ahora único (en Spotify) trabajo, en el 2016. A mí se me figura de estos músicos que sacan sus canciones y las dejan ahí para que alguien las descubra. Pero ellos se desaparecen para darle sabor al misterio. No tiene redes sociales y si alguien sabe algo de él favor de comunicarse con el equipo de IRREVERENTE F.C.

El disco comienza con una guitarra acústica, que va regresando al mismo acorde siempre. En un ir y venir genera una especie de movilidad armónica. La batería se Integra para darle estructura y vitalidad a esta rola. La música se siente fresca, sin tanto rodeos, sin tanto virtuosismo pero es justo eso lo que atrapa. Llega un mapeo en los teclados para darle equilibrio a la rola. «Yo te haré el mejor regalo, cien canciones del verano» es sin duda una muestra de que las mejores canciones se encuentran en la simplicidad.

Un, dos, tres, va… Comienza un riffcito con bastante distorsión temporal, agradable porque choca con las ondas en el aire. La letra vuelve a ser el elemento esencial de la rola, la simplicidad lo vuelve a hacer especial. Un, dos, tres, va pero ahora el coro que es pegajoso af y bastante bonito. Una canción para dedicar, para extrañar, para tirarte al pasto y ponerte a recordar a esa persona especial.

Busqué Casio Pt-31 y me salió justo lo que imaginaba un organito con varias funciones, en los resultados de Google la tercera página dice que es súper raro y difícil de conseguir. Es muy posible que esta rolita esté grabada toda por ese tecladito, que se debraya en ondas y jueguitos sonoros. Es una canción instrumental lenta y bastante llamativa, yo la hubiera puesto como intro o preludio al EP. Pero por algo debe de estar en medio, tal vez como paradigma, tal vez como telón.

Vacaciones comienza con acordes bastante alegres, y la primera impresión es que tiene esos acordes que a nadie le pueden disgustar. La cotidianidad es la inspiración de MonoAzul y lo demuestra perfectamente en esta rolita. Es una canción para pasársela bien en un festival, bailar, alocarse el cabello y dejarse llevar por esos teclados.